6 / 100

“Un nuevo estudio revela que el consumo de bebidas azucaradas durante la lactancia afecta de forma negativa al desarrollo cognitivo del niño”

Adeslas consultas médicas emocionales para la familia

Según informan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS)  , alimentar al niño con lactancia materna exclusiva aporta múltiples beneficios a la madre y al niño. Este alimento protege al bebé de infecciones gastrointestinales (que se producen también en los países industrializados) y, además, contribuye a la salud y el bienestar de la madre (entre otros beneficios, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario).

Por otro lado, la OMS  recuerda también que la leche materna es una fuente importante de energía y nutrientes para los niños de 6 a 23 meses, ya que puede aportar más de la mitad de las necesidades energéticas del niño entre los 6 y los 12 meses, y un tercio entre los 12 y los 24 meses. Diferentes estudios confirman también que los niños y adolescentes que recibieron este tipo de alimentación presentan menos probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad y obtienen mejores resultados en pruebas cognitivas.

Las bebidas azucaradas: una amenaza para el lactante

Dieta rica en azúcar

Una dieta rica en azúcar durante la edad adulta está asociada con un aumento de peso y con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedad del hígado graso y enfermedad cardíaca. De acuerdo con los resultados de un estudio reciente que ha sido publicado en The American Journal of Clinical Nutrition  el consumo excesivo de azúcares en madres lactantes tiene una repercusión negativa en el desarrollo cognitivo de sus hijos.

Investigación, Michael I. Goran

El autor de dicha investigación, Michael I. Goran, director del Programa de Diabetes y Obesidad del Children’s Hospital de Los Ángeles, ha estudiado cómo el azúcar puede afectar la salud familiar. Sus trabajos anteriores han probado que las madres que consumen bebidas y zumos azucarados en los meses posteriores al parto corren el riesgo de aumentar de peso y pueden exponer a sus recién nacidos a estos azúcares agregados a través de la leche materna. De acuerdo con este nuevo trabajo, consumir estas bebidas durante el período de lactancia también puede conducir a un desarrollo cognitivo más deficiente en los niños casi dos años después.

Muestreo

Para sacar estas conclusiones, Goran y su equipo realizaron un seguimiento a 88 mujeres que informaron consumir bebidas azucaradas y zumos diariamente durante el primer mes de lactancia. Dos años más tarde, se realizó un test cognitivo a los bebés. Según los resultados, los niños que registraron peores resultados eran aquellos que madres informaron consumir más bebidas azucaradas y zumos.

La lactancia materna puede tener muchos beneficios

Según ha afirmado el autor principal del estudio “La lactancia materna puede tener muchos beneficios. Pero, los resultados dejan claro que este alimento está influenciado por lo que comen y beben las mamás, incluso más de lo que pensamos ”.

Otros alimentos “prohibidos”

De acuerdo con los expertos de la Clínica Mayo, la madre lactante debe tener especial precaución con los alimentos que ingiere en este período de tiempo. El alcohol, el café y algunos pescados y mariscos, deben quedar desterrados en estos meses de amamantamiento.

Alcohol. Tal y como aseguran estos expertos, no hay ningún nivel de alcohol en la leche materna que se considere seguro para un bebé.

La cafeína en la leche materna puede agitar al bebé o interferir en su sueño. Por eso la madre lactante debe beber, como máximo, de 2 a 3 tazas de bebidas con cafeína al día.

Pescados y mariscos. Pese a ser una gran cantidad de proteínas y ácidos grasos omega-3, algunos pescados y la mayoría de los mariscos contienen mercurio u otros contaminantes. Los expertos de la Clínica Mayo recuerdan que la exposición a altas cantidades de mercurio a través de la leche materna puede afectar negativamente al sistema nervioso del bebé.

“QUEDATE EN CASA CON TUS SERES QUERIDOS”