4 / 100

Cuando tenemos que encargarnos del cuidado y protección, solemos poner especial énfasis en ello, en ese caso no debemos de olvidarnos de nuestros pies.

Durante el invierno los tenemos metidos dentro de zapatos que nos protegen y abrigan del frío, pero que no en todas las ocasiones son los más adecuados. Luego llega el verano y pasan a estar al aire libre. Pero hay que estar atentos y tener cuidado con ello porque hay veces que seguimos sin usar un calzado adecuado, excedemos de sudoración por el calor y nos ponemos ante algún que otro riesgo al andar descalzos en la playa y otros lugares.

Algo que suele pasar a la mayoría de nosotros en verano, es quemarnos los pies por exponerlos demasiado tiempo al sol y esta es un poco una zona olvidada en la que echarnos crema, centrándonos más en otras partes del cuerpo.

Riesgos este verano Adeslas Ciudad Real

En verano, la zona de los pies se reseca y se agrietan más. Después de estar los meses de invierno con los pies super protegidos, destacar que en época de verano los ponemos directamente al sol.

Durante esta época con la suma del calor, la humedad y el roce del zapato, nuestros pies pueden verse dañados e incluso afectar a nuestra pisada.

Algunos consejos que nos da El Servicio de Podología del Hospital Universitario General de Catalunya para evitar lesiones, heridas, infecciones y el desarrollo de posibles patologías.

Heridas o rozaduras: debemos limpiar y tratar las heridas para evitar infecciones y cambiar de zapatos para que no se hagan más grandes o que generen ampollas.

Riesgos en tus pies por el verano Adeslas Ciudad Real

En caso de que nos salgan ampollas, se aconseja explotarlas para sacar el liquido y corarlas con povidona yodada. Aunque es importante, no quitar esa piel porque es la que nos va proteger la zona.

Es importante mantener una higiene diaria en los pies y secarlos correctamente para que no se acumule la humedad y evitar los hongos.

No se nos puede olvidar la hidratación de los pies, al igual que la del resto del cuerpo, se recomienda hacerlo como rutina antes de irnos a dormir con un ligero masaje.

Usar chanclas en lugares públicos en los que los pies estén expuestos, así como en vestuarios, duchas, piscinas, etc. No se debe de abusar de las chanclas, alternando así el tipo de calzado que usamos para poder evitar posibles lesiones

También es importante aprender a cortarse las uñas adecuadamente. Debemos darles forma recta sin tocar las esquinas.

logo adeslas ciudad real y alcazar de san juan

 

 

 

Además de estos sencillos consejos, los expertos nos recomiendan acudir al podólogo al menos una vez al año para que pueda hacer una valoración del estado del pie y de las uñas, y realizar algunos tratamientos rutinarios como la delaminación de durezas y la eliminación de callosidades.

Es importante mantener una buena higiene y acudir a profesionales para prevenir y tratar las posibles dolencias del pie.

Call Now ButtonLLAMAR AHORA
Abrir chat
1
"Adeslas Ciudad Real te ayuda"
Holaaa. ¿Es un placer conocerte y nos encantaría saber en que podemos ayudarte?